Si estás embarazada y coincide que te encuentras en el primer trimestre de gestación es probable que uno de los síntomas que hayas notado sean náuseas y vómitos. Puede ir remitiendo en este periodo de tiempo o prolongarse hasta el final del embarazo. Coincide con un incremento de hormonas y puede ser una de las causas.
Algunos ginecólogos recomiendan la ingesta de unos fármacos específicos, pero existen otros métodos más efectivos como…hacer varias comidas al día en poca cantidad (5 ó 6) pues la sensación de tener el estómago vacío va muy ligada a este malestar. Por la mañana puedes comer unas galletas, pan tostado o un trozo de bizcocho y reposar unos minutaos antes de levantarte.
Acostarse nada más terminar de comer no es aconsejable, puedes estar en la cama más incorporada y tomarte un rato de lectura (Que Puedes Esperar Cuando Se Está esperando de Heidi Murkoff).
Algo muy recomendable es beber bastante líquido y pasear.