El Trastorno del Espectro del Autismo es el término que describe el rango de condiciones del neurodesarrollo que se caracterizan por presentar dificultades cualitativas en la interacción y comunicación social y un repertorio restringido de pensamiento y de comportamiento. Estos comportamientos están sustentados, se cree, en dificultades, tanto en la producción flexible de ideas como en la comprensión de, y el pensamiento sobre, otras personas y situaciones. Rasgos sensoriales atípicos como la hipo o hipersensibilidad, e intereses inusuales por algunas sensaciones (táctiles, olfatorias), son comunes, al igual que los trastornos de ansiedad y dificultades de atención.

Es muy variable la forma de presentación en niños y jóvenes, algunos tienen una discapacidad del aprendizaje adicional, otros pueden tener discapacidad intelectual severa mientras otros tendrán habilidades en la media y por encima de ésta. Las dificultades en el lenguaje también varían enormemente.  Los comportamientos estereotipados varían enormemente.

Por lo tanto, el espectro completo incluye niños y jóvenes con presentación muy diversa y durante su evolución algunos experimentan períodos de mejoría rápida mientras que otros mostrarán estancamiento en su desarrollo.

En cuanto a los logros de la vida adulta también son muy variables, logrando algunos una vida independiente.

La atención multidisciplinaria de estos niños puede mejorar su evolución, logrando una vida plena y satisfactoria.

Dra. Carmen Mª Martínez. Pediatría