El cordón umbilical es el nexo de unión entre el feto y la placenta. Es un conducto flexible, formado por dos arterias y una vena envueltas por una sustancia gelatinosa, a través del cual se produce el intercambio gaseoso (llega sangre rica en oxígeno al feto) y  transporta nutrientes al feto. Una vez se produce el nacimiento, se corta el cordón y se coloca una pinza o click, que una vez desprendido, formará una cicatriz llamada ombligo.

El cordón cae normalmente entre el 8º y el 15º día de vida, y una vez caído tarda unos 3-5 días en curar completamente.

El motivo de este post no es otro que responder a la pregunta: ¿cómo curo el cordón umbilical?  Porque esta es una pregunta que nadie sabe responder a ciencia cierta y que viene a la cabeza de los padres después de ver que muchos bebés son curados de diferentes maneras.

Los dos tipos de curas más conocidas son la cura con una gasa empapada en Alcohol de 70º y aquella en la que se usa Clorhexidina.

Pero, ¿cómo curo el cordón de mi bebé?

  1. Lávate bien las manoscon agua y jabón, y retira la gasa que envuelve el trozo de cordón. Si está pegada, no tires de ella. Antes, humedécela con un poco de solución antiséptica para desprenderla fácilmente.
  2. Moja una gasa estéril con antisépticoy limpia con suaves toques la herida y la piel de alrededor. Como antisépticos puedes usar alcohol 70% o clorhexidina, un antiséptico transparente. Se recomiendan por su ausencia de color frente al mercurocromo (rojo) o el yodo, ya que facilitan la valoración de la herida, pues si enrojece puede indicar que se ha infectado. Además, la povidona yodada o el yodo no están recomendadas porque el bebé puede absorberlo a través de la piel y sufrir problemas de tiroides.
  3. Seca muy bien la zonay comprueba que está bien seca con otra gasa. La humedad excesiva y un mal cuidado pueden provocar infecciones y un retraso en el proceso de cicatrización.
  4. Coge otra gasa empapada en alcoholy enróllala alrededor del cordón. Cuando le pongas el pañal, sujeta con éste el apósito, pero sin que le oprima el abdomen. También puedes dejar la pinza del cordón umbilical fuera del pañal para que se airee.
  5. Realiza esta cura de tres veces diarias, aprovechando los cambios de pañal o siempre que se haya ensuciado porque la herida del cordón umbilical debe estar siempre limpia y seca.

Ya soy un experto en la cura del cordón, pero ¿cuándo debemos consultar con un Pediatra?

  • Cuando veas que sangra.Los pequeños sangrados (unas gotitas) son normales y aparecen al desprenderse el cordón. Cuando el sangrado es abundante puede deberse a un traumatismo, a una mala ligadura o a alteraciones 
de la coagulación.
  • Cuando la piel del ombligo despide mal olor,aparece enrojecida, la base del cordón supura o el bebé tiene fiebre. Puede tratarse de una infección.
  • Cuando el cordón no se ha caído en tres semanas.El pediatra debe valorar si se trata de una infección, de una maceración por humedad o de alguna alteración inmunológica.
  • Cuando observes un bultito blando en el ombligo.Puede deberse a una hernia umbilical, que el pediatra debe valorar para ver si necesita operar. Si son pequeñas, suelen corregirse solas.
  • Cuando veas un bulto rosado y húmedo,una vez que se ha desprendido el cordón. Si se trata de un granuloma, el pediatra debe prescribir el tratamiento más adecuado.

 

Dra. Pilar Priego Ruiz. Especialista en Pediatría y Neonatología.