CIRUGÍA INFANTIL

En primer lugar, los niños que requieren de alguna intervención quirúgica por cualquier patología suelen intervenirse bajo anestesia general, para eso contamos con anestesistas pediátricos muy experimentados. Normalmente el ingreso es en hospital de día, no precisando pasar la noche en el centro. A continuación detallamos las patologías más frecuentes:

Frenillo Sublingual:
Apreciamos que un niño tiene frenillo sublingual corto cuando le es imposible alimentarse bien o sacar la lengua. La intervención es un pequeño corte bajo la lengua. Normalmente no precisa puntos de sutura.

Fimosis:
Hay niños en los que es imposible la retracción del prepucio y exposición del glande, en estos casos existen varias opciones de tratamiento. Si la fimosis es leve, se intenta un ciclo con pomada de corticoides durante 4 a 6 semanas para intentar la retracción del prepucio y evitar la cirugía.
La intervención quirúrgica de la fimosis es la circuncisión. Consiste en eliminar el anillo estenótico de la piel del prepucio que impide que se exponga el glande. Los puntos de sutura son todos reabsorbibles y no es necesario retirarlos. El niño se va de alta el mismo día de la intervención.

Hernia Inguinal:
Es una patología muy frecuente tanto en niños como en niñas. Est´ indicado intervenirla al diagnóstico. Se realiza una pequeña incisión a nivel del pliegue inguinal, se localiza la comunicación herniaria y se cierra mediante puntos de sutura. En niños normalmente no se usan mallas. El cierre suele ser con sutura intradérmica y tampoco precisa retirar puntos.

Hidrocele:
Se trata del paso de líquido hacia el escroto, uni o bilateral. Es una patología bastante común en recién nacidos que, muchas veces, tiende a corregirse sola. Se controlará en consulta. Si con 18 meses de edad no se ha corregido precisa intervención quirúrgica que consiste en el cierre de la comunicación. La técnica es similar a la hernia inguinal.

Criptorquidia:
En algunos niños uno o ambos testículos detienen su descenso hasta la bolsa escrotal. Hablamos de criptorquidia cuando uno o ambos testes se encuentran en el canal inguinal, y no en el escroto. La intervención se realiza a través de una incisión en el pliegue inguinal. Se desciende el testículo y se fija en escroto.

Quistes, Nevus y demás lesiones:
Cuando se presentan estas lesiones y precisan exéresis (por motivos estéticos, de aumento de tamaño, dolor etc…) se pueden extirpar. Como toda cirugía precisa sedación o anestesia general debido a la edad de los pacientes. Las lesiones extirpadas se envían para estudio anatomopatológico.

Hernia Umbilical:
Es un defecto de cierre del ombligo. Si a la edad de 4 ó 5 años permanece abierto precisa intervención. La cirugía se realiza por una pequeña incisión infraumbilical. Se realiza cierre simple de la hernia y se cierra la piel con puntos intradérmicos.

Otras intervenciones…
Frenillo Peneano.
Quiste Sebáceo.
Uña Incarnada.
Hernia Epigástrica.
Orejas en Asa.
Quiste en conducto Tirogloso.
Malformaciones Vasculares.
Abscesos, Panadizos…
Varicocele.
Fístula y Quistes Cervicofaciales congénitos.
Quiste de cola de ceja.
Pilomatrixoma.
Ránula.
Sinequia Vulvar.
Cicatrices queloideas o antiestéticas.